Organizarte en tu puesto de trabajo: en grupo te proteges mejor.

Recibir buenos consejos te saca de muchos problemas en tu puesto de trabajo. Saber si debes firmar o no un documento por las consecuencias que pueda tener (las empresas suelen informar mal y en su propio favor), saber si te pagan correctamente tu sueldo o si te deben dinero, conocer la mejor manera de conciliar tu vida laboral y familiar, o cómo poner en práctica tus permisos retribuidos (para no quedarte a merced de los caprichos del encargado de turno que te lo vende como un favor…) Hay un largo etc de motivos por los que afiliarse al sindicato para recibir el mejor apoyo y la mejor asesoría es algo imprescindible para los trabajadores y trabajadoras que se enfrentan cada día con condiciones precarias en sus trabajos.

Sin embargo, esto solo supone la mitad de los problemas diarios en los puestos de trabajo, sea cual sea el sector en el que uno trabaje. El plus que marca la diferencia es tener una representación propia. Afiliarse al Sindicato y actuar en grupo permite que puedas elegir tus propios representantes. Te permite influir en las decisiones más básicas sobre tus condiciones laborales porque solo en grupo tienes derecho a participar en la negociación de cosas tan básicas como el horario, las condiciones de seguridad, la retribución, la carga de trabajo…

¿Quieres organizarte junto a tus compañeras y compañeros en CNT? No lo dudes más. Entre tod@s seremos más fuertes para defender y mejorar las condiciones de trabajo.

¡Pincha aquí y afíliate a la CNT de L’Hospitalet!

Si te organizas y lo haces de manera activa, haciendo del sindicalismo en tu empresa una actividad habitual y cotidiana, contribuyes a su vez a hacer que tu empresa no tenga más remedio que escuchar tu voz para respetar tus derechos.  Es la única manera en que una empresa respeta a su plantilla: cuando la ve unida y con recursos.

Por ese motivo, en la CNT desconfiamos de los Comités de Empresa y de los delegados y delegadas de personal. En el mejor de los casos habrá gente bien intencionada (rodeada de lamebotas de la empresa disfrutando de horas libres regaladas) pero con poco apoyo externo. Y poca o nula formación previa. Los grandes sindicatos tienen a sus miembros como simples números que les generen subvenciones. Y así no se puede plantar cara a ninguna empresa.  Las patronales saben que las Elecciones Sindicales que promueven la mayoría de los Sindicatos solo sirven para que se hagan la competencia entre ellos por lo que los representantes resultantes, divididos de antemano serán muy fáciles de torear.

En su lugar promovemos la creación de Secciones Sindicales por parte de las personas afiliadas al Sindicato. Con un funcionamiento verdaderamente democrático y participativo, dónde la voz de las personas tiene el mismo peso, se escucha y tiene capacidad real de decisión. Dónde la familia de tu jefe no puede intervenir, ni el encargado pelota, ni la veterana que debe favores, y dónde recibes la formación adecuada para poder defenderte y ayudar a tus compañeros y compañeras de trabajo. Más allá de leyendas urbanas interesadas sobre lo que pueden hacer o no los Comités de Empresa y lo que dice o deja de decir el Estatuto de los Trabajadores, la Ley Orgánica de Libertad Sindical (LOLS) es mucho más importante y de obligado y estricto cumplimiento. De manera que nuestro modelo sindical está perfectamente amparado y protegido legalmente. Y así es como no necesitamos subvenciones, liberados sindicales, ni horas libres pagadas por la empresa.

La unión hace la fuerza, y el conocimiento es poder. Si quieres mejorar tus condiciones de trabajo, forma un grupo de compañeras y compañeros de trabajo, acude al sindicato a afiliarte y recibe toda la formación y los recursos necesarios.

¡Entre tod@s somos más fuertes!

¿Te has quedado con alguna duda? No hay problema. Pídenos una asesoría sindical y trataremos de resolvértela.

Pídenos cita previa pinchando aquí