Nosaltres: L’Hospitalet anarquista. Rogelio Madrigal Torres, guerriller.

rogeliomadrigal

Neix a l’Hospitalet el 5 de novembre de 1933. Al 1956 deserta de l’exèrcit i, des de la Seu d’Urgell passa a França i s’instal·la a la ciutat de Dijon, on treballarà de paleta.

Contacta amb el Moviment Llibertari, especialment amb Quico Sabaté, i s’uneix a la lluita llibertaria contra Franco, al maquis.

A final de desembre de 1959 creua els Pirineus, en direcció contraria a la primera vegada, amb el grup del Quico Sabaté, integrat per Antoni Miracle Guitart, Martín Ruiz Montoya i Francisco Conesa Alcaraz.

Els repressors els van localitzar i seguien les seves passes, del riu Muga cap al Fluvià i després direcció Banyoles. El grup va ser atacat una primera vegada prop de Besalú el 31 de desembre de 1959 però, després d’un tiroteig, se’n van desfer. I la nit entre els dies 3 i 4 de gener de 1960 cauen en un parany al Mas Clarà de Palol de Revardit, a Sarrià de Ter, prop de Girona. Assetjats per nombroses forces de la Guàrdia Civil (algunes fonts parlen de 100 individus), moren tots, excepte el Quico Sabaté, cosits a trets, intentant una sortida.

El Novembre de 2010 es va fer un homenatge al quatre maquis morts al cementiri de Girona, a iniciativa dels familiars, amics i companys dels guerrillers anarquistes per “donar a conèixer uns fets, uns personatges que durant molt temps i degut a molts interessos, no només de la dreta feixista, van ser condemnats a l’ostracisme i a la manipulació.”

Una vegada més demanem, i cada any amb més força, la rehabilitació d’uns lluitadors per la justícia social, d’uns herois que van creure que un altre món era possible, d’uns guerrillers que no podien suportar l’actitud conformista i inoperant de l’oposició al franquisme a l’exili i que avui, 50 anys després, la democràcia parlamentària continua ignorant..”

 Es va col·locar una placa, malgrat pressions de l’alcaldessa de Girona, prop dels cossos dels companys assassinats per haver recercat un món millor.

Anuncios

Creado el Grupo de Trabajo de Memoria Histórica de la CNT de L’Hospitalet

logo_memoria_historica_CNT

La CNT  ha creado un grupo de trabajo de difusión sobre memoria histórica anarcosindicalista en nuestra ciudad. Desde este grupo de trabajo se divulgarán materiales y se organizarán actos  públicos de difusión y homenaje al pasado obrero y revolucionario de L’Hospitalet.  El objetivo primordial será recordar y honrar la memoria de las personas que desde el anarcosindicalismo y a través de la historia lucharon para dignificar las condiciones de vida de la clase trabajadora y para organizar una sociedad sin explotación ni capitalismo.

Puedes leer su manifiesto de presentación aquí.

Experiencias de desobediencia civil (III): Anarquistas contra el muro (Israel/Palestina)

Resistance-Tamimi-press
“Resistencia” en árabe y hebreo

La ocupación de los territorios palestinos por parte del estado israelí se prolonga desde 1967, tras el fin de la Guerra de los Seis Días. Desde entonces, se han producido varias iniciativas de paz y se ha establecido una Autoridad Nacional Palestina que gestiona parte de estos territorios (la Franja de Gaza y Cisjordania, gobernadas una por Hamas y la otra por Al-Fatah). No obstante, el control de la ANP está muy limitado. En primer lugar, una parte importante de Cisjordania sigue ocupada militarmente. Después, en las últimas décadas se ha desarrollado un programa de asentamiento de colonos judíos en la zona, lo que ha supuesto un enfrentamiento con la población palestina local por el control de la tierra y los recursos.

En este contexto, en 2002, el gobierno israelí aprobó la creación de un muro para aislar Cisjordania. Hay proyectados 721 km de barrera, construidos ya en buena medida. Se mantienen unos puntos de acceso, controlados por el ejército israelí, para que los palestinos que cuenten con los permisos adecuados puedan entrar en Israel, tras largas esperas. En general, el trazado del muro priva a Cisjordania de un 10% de su territorio, directamente, y supone un importante endurecimiento de las condiciones de vida en la zona.

anarcos-contra-el-muro

Como ocurre siempre, la población israelí está dividida ante la ocupación y el muro. Mientras que los judíos ortodoxos y los colonos (los sectores más conservadores) apoyan entusiastamente estas medidas, muchos israelíes se oponen a ellas. Así, a lo largo de los años han surgido varias iniciativas de resistencia, como el movimiento de los refuseniks, objetores de conciencia, que se niegan a prestar el servicio militar obligatorio (de 3 años para hombres y 2 para mujeres) o a servir en los territorios ocupados, una vez incorporados a filas.

Uno de los grupos más conocidos en este sentido es Anarquistas Contra el Muro (AATW por sus siglas en inglés). Integrado por anarquistas y antiautoritarios israelíes y palestinos, han desarrollado desde 2003 una intensa campaña de protestas y actos de desobediencia civil contra la construcción del muro de la vergüenza. Sus actividades incluyen desde sentadas, para impedir que avancen las obras, hasta retiradas simbólicas de partes de la valla ya instalada. Generalmente, estas acciones se realizan en coordinación con la población palestina local y cuentan con su participación. Aparte de la actividad dirigida específicamente contra el muro, han llevado a cabo otras muchas acciones, como escraches, protestas frente a cuarteles durante las guerras contra el Líbano o tender alambre de púas a través de las calles de Tel Aviv, para evidenciar el efecto de la barrera en las vidas cotidianas de los palestinos de Cisjordania. El hecho de que muchos de sus integrantes sean israelíes no les ha librado de la represión, ya que las fuerzas de seguridad han actuado a menudo con gran contundencia contra todos los participantes en las protestas.

aatw1

En general, la sociedad israelí se ha hecho más conservadora en las últimas décadas, al igual que las de muchos países musulmanes (por lo menos, hasta la primavera árabe). El mayor peso de los sectores ortodoxos del judaísmo y el giro a la derecha de una parte de su población garantizan un apoyo mayoritario al muro y a la ocupación. En este contexto, la continuada actividad de grupos conjuntos de israelíes y palestinos contra estas lacras es, si cabe, aún más meritoria. Aunque es evidente que su actividad no va a paralizar la construcción del muro por sí misma, supone un importante testimonio de que la disidencia subsiste incluso en los entornos más polarizados y de la capacidad incontestable que tenemos de superar las barreras (no solo físicas) que nos separan, para construir la solidaridad y el apoyo mutuo.

120-anarquistas-contra-el-muro

 

Más información:

Anarchists Against the Wall (Wikipedia)

Entrevista a Ilan Shalif de Anarquistas contra el Muro: Acción Directa No-Violenta que une a israelitas y palestinos

Documental sobre la represión contra Anarchists Against the Wall

Video charla-presentación de Anarchists Against the Wall (Nueva York, 2009)

 

Entradas anteriores:

Experiencias de desobediencia civil : ¡INSUMISIÓN! (estado español)

Experiencias de desobediencia civil (II): Tute Bianche (Italia)

 

Experiencias de desobediencia civil (II): Tute Bianche (Italia)

tute bianche_01

En torno al año 2000, el movimiento antiglobalización dominaba la escena de las disidencias a nivel internacional. En la década de 1990, la desregulación comercial y económica era el mantra de la clase dirigente. Según su versión conservadora de la globalización, el capital y las mercancías debían poder acudir sin barreras allí donde encontrasen un beneficio mayor, sin importar los efectos que estos vaivenes tuviesen sobre la población local. Al mismo tiempo, buscaban limitar los flujos migratorios (de las personas trabajadoras, claro, el turismo o los jubilados de países ricos son siempre bienvenidos). A esta tendencia se opuso con determinación una amalgama de agrupaciones y colectivos, que se dedicó a perseguir por medio mundo a los líderes de los países desarrollados, haciendo evidente el descontento de una buena parte de la población del planeta.

Todos estos grupos constituían, de forma descentralizada, el movimiento antiglobalización. La enorme pluralidad de sus integrantes (desde profesionales de ONG y sindicalistas financiados estatalmente, a anarquistas) a menudo resultaba en una incómoda convivencia. Tal vez por ello, costó articular posturas de consenso, más allá de la perogrullada de “otro mundo es posible”. En todo caso, sirvió como crisol de un cambio en la cultura política, con el predominio de las asambleas y las formas de organización no jerárquicas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Esta pluralidad se trasladó a lo práctico. Había consenso en la necesidad de acudir allí donde se reunían los gobernantes, dando lugar a la dinámica de cumbres y “contracumbres”, pero cada grupo o corriente proponía una forma diferente de actuar sobre el terreno.

Una de estas propuestas eran los Tute Bianche. A menudo, las manifestaciones antiglobalización eran reprimidas o impedidas por la policía. Algunos activistas italianos, en la órbita de la Autonomía de décadas anteriores, propusieron una innovadora forma de confrontación no violenta con los antidisturbios, para atravesar sus líneas, permitir que las manifestaciones siguiesen adelante y defender al resto de participantes de la violencia policial. Para ello, acudían en gran número vestidos con monos blancos muy característicos (de ahí su nombre) y grandes escudos de plástico transparente. Debajo del mono llevaban diversas formas de acolchado y cascos. A menudo contaban también con máscaras antigás. De este modo, podían formar una barrera con los escudos, resistir los golpes y los gases lacrimógenos, y empujar las líneas policiales para despejar el camino a la manifestación o abortar las cargas.

ITALY G8 PROTESTS

Otro de los efectos evidentes e intencionados de esta táctica era hacer visible la resistencia no violenta frente a la represión del estado. En este sentido, los Tute Bianche pronto se convirtieron en uno de los iconos de la antiglobalización y en algunos momentos llegaron a ser muy numerosos. Aunque su origen está en Italia, pronto se imitaron en otras partes del mundo (con diferencias, claro), siendo una influencia directa en grupos como los Wombles, de Reino Unido.

Su existencia estaba tan estrechamente ligada a la antiglobalización que desaparecieron con ella. No obstante, su propuesta de repensar y analizar la forma en que se participa en las manifestaciones, más allá del mero acudir a hacer bulto y ver qué pasa, preparando una táctica que responda a las posibilidades y las necesidades del momento, sigue estando vigente.

tute bianche_03

 

Más información:

Tute Bianche (Wikipedia)

Los Wu Ming, sobre la disolución de los Tute Bianche

Bologna Peace and love, 2000 (video)

Bologna Collision, 2000 (video)

Tute Bianche Via Corelli (video)

 

Entrada anterior de la serie sobre desobediencia civil:

Experiencias de desobediencia civil: Insumisión (Estado español)

Comunicado: la CNT de L’Hospitalet ante la Huelga General del 8 de Noviembre [Cast][Cat]

8n Contra la dictadura

[Cast]

HOSPITALENSES!,

La izquierda institucional ha dinamitado cualquier opción de ruptura con el régimen del 78, priorizando cuotas de poder para parlamentos e instituciones.

Es la hora de poner en marcha una hoja de ruta revolucionaria que, con generosidad y democracia directa, aglutine a los movimientos sociales que queremos una verdadera ruptura con el estado de cosas actual.

Es el momento de crear en el contexto actual una lucha por la transformación social que supere urnas, marcos legales y fronteras. La clase trabajadora nos tenemos que organizar para mejorar las condiciones de vida que, sin duda, merecemos.

Invitamos a todas las personas descontentas con los problemas sociales y laborales de nuestra ciudad a sumarse a nosotros en este camino, y proponemos la  Huelga General del 8 de Noviembre como primer paso aglutinador.

¡Frente a las urnas, Revolución Social!

 

¡Hagamos piña para tener más fuerza!

 

[Cat]

HOSPITALENQUES!   HOSPITALENCS!

L’esquerra institucional ha dinamitat qualsevol opció de ruptura amb el Règim del 78, prioritzant quotes de poder als parlaments i institucions.

És l’hora de posar en marxa un full de ruta revolucionari que, amb generositat i democràcia directa, aglutini als moviments socials que volem una veritable ruptura amb l’estat de les coses actual.

És hora de crear en el context actual una lluita per la Transformació Social que superi urnes, marcs legals i fronteres. La clase treballadora ens hem d’organitzar per millorar les condicions de vida que, sens dubte, mereixem.

Convidem a totes les persones descontentes amb els problemas socials i laborals de la nostra ciutat a sumar-se amb nosaltres en aquest camí i assenyalem la propera Vaga General del 8 de Novembre com a primer pas aglutinador.

Front les urnes, Revolució Social!

 

Fem pinya per fer mès força!

1-mayo-2017-twitter-catala

Experiencias de desobediencia civil

En estos momentos de gran agitación social a cuenta del movimiento por la autodeterminación de Catalunya, en plena erupción dictatorial del estado español, puede ser de interés echar la vista atrás y recordar algunos momentos de movilizaciones  y protestas sociales que se han dado en el ámbito de la desobediencia civil. Para ello iniciamos una serie de tres entradas. La primera recuerda el movimiento de objección e insumisión al servicio militar en el estado español.

EXPERIENCIAS DE DESOBEDIENCIA CIVIL (1º parte): ¡INSUMISIÓN! (estado español)

manifestacion_moc_albacete

Sin lugar a dudas, la insumisión ha sido el movimiento de desobediencia civil más amplio y exitoso de los tiempos recientes en el estado español. Desde unos inicios vacilantes y puntuales en las décadas de 1960-1970, en los que varias decenas de testigos de Jehová se negaban a incorporarse a filas, hasta el aluvión de insumisos a finales de los 90, constituyó un ejemplo sin parangón de rechazo al militarismo, en general.

En general, porque al ser un movimiento extremadamente amplio y plural, descentralizado, las motivaciones de cada persona eran muy diferentes. Por ejemplo, en algunos casos en el País Vasco o Cataluña, el rechazo era a prestar el servicio militar en el ejército español, pero no a la institución misma de un ejército. En otros casos, muchos anarquistas rechazaban tanto el ejército como el estado en sí y se negaban a asistir a los juicios por insumisión, al no reconocer a los tribunales que los iban a juzgar.

sentada 2

Del mismo modo, la forma práctica del acto de la insumisión era diferente en cada caso. Negarse a cumplir con el servicio militar o la prestación social sustitutoria estaba penado con dos años, cuatro meses y un día de cárcel. Hubo quien buscaba la condena, acudía a los juzgados e ingresaba en prisión, como forma de evidenciar la represión estatal. Otros, por el contrario, desatendían los requerimientos y afrontaban la inevitable orden de busca y captura como una forma de doble insumisión, al ejército y al estado. A menudo, la presentación de un insumiso en instituciones militares o en el juzgado, para su detención y posterior condena, era ocasión de manifestaciones y concentraciones de apoyo y denuncia de la represión. De este modo, se conseguía un amplio impacto mediático y social.

A su vez, se multiplicaron los actos antimilitaristas de todo tipo. Desde fiestas, conciertos y manifestaciones a formas imaginativas de protesta, como subirse a un árbol con una pancarta en medio de un desfile militar, todo servía para no dar cuartel al ejército. Todos estos actos giraban en torno a la desobediencia civil y la resistencia no violentas, aunque en ocasiones se produjeron disturbios en manifestaciones por la insumisión, tras ser atacadas las manifestantes por la policía.

huelga de hambre

Con el tiempo, la insumisión pasó de ser una opción personal a convertirse en un amplio movimiento social de desobediencia civil, de profundo arraigo social y muy popular, con varios miles de insumisos declarados. Finalmente, se logró forzar al gobierno a retirar el servicio militar obligatorio, en 2000.

Probablemente, uno de los principales aspectos de su éxito fuesen las ya mencionadas pluralidad y descentralización, tanto en los motivos como en las formas. A su vez, esto redundó en la incapacidad de partidos o agrupaciones de apropiarse del movimiento, garantizando su independencia, a pesar de que no faltaron intentos en este sentido. Hubo grupos destacados, como el MOC, que eran un referente general del movimiento, pero éste no dejó nunca de ser el resultado de la convergencia de muchos actos independientes de desobediencia y desacato. Precisamente ahí redundaba su riqueza.

sentada

 

Para más información:

“Pepe Beunza, el primer español que se negó a hacer la mili”

“El movimiento insumiso en españa” (Wikipedia)

“La resistencia que acabó con la mili”

“Can Serra: La Objeción de Conciencia en España (1976)” (Video. Documental)

“Acción Pintura Amarilla en el cuartel de Bilbao (1994)” (Video)

Comunicado: la CNT de Catalunya-Balears ante el 1 de Octubre [Cat] [Cast] [Eng]

davant 1o

 

Els Sindicats de la CNT de Catalunya i Balears volem fer públic el nostre posicionament a favor de l’autodeterminació del poble català.

Des del nostre tarannà anarcosindicalista pensem que la transformació política dintre del món capitalista no pot encabir tot el nostre anhel d’una transformació social on l’autogestió dels mitjans de producció i distribució siguin en mans de les classes treballadores. És per això que la nostra lluita quotidiana no està enfocada cap a la creació de nous estats o iniciatives parlamentàries.

Tot i així no podem restar mirant cap a un altre costat quan les persones són atacades i represaliades per part de qualsevol Estat, que en aquest cas s’ha tret la careta per revelar el seu autèntic caràcter autoritari i post-franquista com ja havia insinuat en altres moments (reformes laborals, rescats bancaris, escàndols de corrupció, retallades en la sanitat, desnonaments… algunes de les quals recolzades pel Govern de la Generalitat).

La CNT de Catalunya i Balears volem saludar l’actitud desobedient contra un aparell estatal dictatorial, discriminador i reaccionari i volem mostrar el més profund rebuig contra la repressió i contra qui l’exerceixi contra les treballadores i treballadors.

Les dones i homes CNT serem uns més en defensa dels nostres veïns i veïnes si així escau, com no pot ser d’altra forma a una organització anarcosindicalista i per tant revolucionària.

 

[CAST]

Los Sindicatos de la CNT de Catalunya-Balears queremos hacer público nuestro posicionamiento a favor del autodeterminación del pueblo catalán.

Desde nuestro carácter anarcosindicalista pensamos que la transformación política dentro del mundo capitalista no puede contener todo nuestro anhelo de transformación social, dónde la autogestión de los medios de producción y distribución estén en manos de las clases trabajadoras. Por este motivo, nuestra lucha cotidiana no está encaminada hacia la creación de nuevos estados o iniciativas parlamentarias.

Sin embargo no podemos mirar hacia otro  lado cuando las personas son atacadas i represaliadas por parte de cualquier estado, que en este caso se ha quitado la careta para revelar su auténtico carácter autoritario y post-franquista, como ja había insinuado en otros momentos (reformas laborales, rescates bancarios, escándalos de corrupción, recortes en sanidad, desahucios… algunos de los cuales apoyados por el gobierno de la Generalitat)

La CNT de Catalunya-Balears saludamos la actitud desobediente contra un aparato estatal dictatorial, discriminador y reaccionario y queremos mostrar el más profundo rechazo contra la represión i contra quién la ejerce contra las trabajadoras y trabajadores.

Las mujeres y los hombres de la CNT serán uno más si hace falta, en defensa de sus vecinos y vecinas, como no puede ser de otra forma en una organización anarcosindicalista y por lo tanto revolucionaria.

 

[ENG]

The CNT local unions from Catalonia and the Balearic Islands publicly state our support for the self-determination of the Catalan people.

As anarcho-syndicalists, we don’t think that political reforms within a capitalist framework can reflect our desire for social transformation, a change that would place production and consumption means in workers’ hands. Because of this, our daily struggles do not focus on creating new states or backing parliamentary initiatives.

However, we can’t look the other way when regular people are being attacked and repressed by any state. A state that has, in this case, removed its mask and revealed itself as an authoritarian rule, the true heir of the Franco regime. This is something that could be glimpsed before through many instances, such as labour law reforms, bank bail-outs, cuts on health and education, mass evictions of out-of-work families…many of which were implemented by the Catalan government itself.

CNT Catalonia and the Balearic greet this spirit of disobedience against a dictatorial state, a discriminatory and fascist state, and want to assert our strongest denunciation of repression against workers and of those who carry it out.

The men and women in CNT will stand as one to defend their neighbours and townsfolks, as couldn´t be otherwise with an anarcho-syndicalist, and henceforth revolutionary, organisation.  

 

manifestacion